Skip navigation

margot me explicó por messenger lo que era el cadáver exquisito, o lo que ella sabía que era: un juego para escribir o dibujar, en el que se ponía un tema y todos escribían o dibujaban en torno a él y se armaba así un texto o una serie de imágenes.
anoche, con el seba, warren y el christopher, nos pusimos a jugar algo así. de esto salieron 6 poemas y lo que va acá es el primero, el del colegio:

La uniformidad de las cosas y algunas disociaciones varias, todo es tonto y emocional, un milagro absurdo.
Hay una pasarela de pingüinos vivos.
Falsa, aunque universal, es la libertad encarcelada en momentos complementarios.
Un momento de distancia, movilidad parcial, frío y luz tenue, sin abrigo.
Por la ventana cae una bomba
-quedémonos en la sala, te digo-
Ampollas de payaya, es una entretención frívola, es decir, se prueba pero no se lleva, participio sin participar, conjunción desviada.

El niño le mordió la mano al otro!
Se frustra, pero nada, llora debajo de la mesa, se agacha.
Obsesión indómitamente concentrada, me cago en la ratonera!
La emoción ha sido invalidada por el pueblo.
Bulling! Aparece el matón,
lo espera afuera del baño para golpearlo
y la balanza está inclinada con un trompo.
-qué fría la baldoza-
Tamaña ausencia, cuándo se ha visto?!
a los 12 años, llorando.

(alabanzas)

Después, recolectaron víveres,
-cuánto tiempo queda, señor cable azul?-
Explosiva realidad ecléctica! No hay nada, ni una bomba, que cause mayores dolores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: