Skip navigation

Lo dijo el Julio y me quedó dando vueltas, y en realidad no me dio muchas vueltas, fue como un pequeño giro de tornillo corto, un tornillo que espero que quede firme por un buen rato. Lo dijo el Julio y yo me lo voy a tatuar en la cabeza (pero por dentro sí). Lo dijo mientras esperábamos, junto al Diego, a los otros amigos, afuera de la botillería, comentando la jornada: voy a dejar de amarillar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: